Blog

¿Por qué es bueno bioquímicamente recibir un masaje?

El Cuerpo Humano es un diseño perfectamente equilibrado y armónico, tanto energética, emocional como físicamente. Cualquier alteración en alguno de estos 3 planos puede generarnos alteraciones en las millones de minúsculas células que trabajan de forma coordinada para mantenernos sanos y vivos.

Todos hemos escuchado alguna vez sobre los beneficios del masaje, y como sabéis son múltiples; afecta a todos los aparatos y sistemas que nos forman como individuo, y por supuesto también nos regulan energéticamente. A continuación explicaremos los beneficios sobre 3 sistemas muy importantes: Aparato Circulatorio, Sistema Nervioso y Sistema Endocrino.

cuerpos

La sangre, es uno de los líquidos que encontramos en nuestro organismo, quizás el más importante. Constituye la vía en las que los millones de células que nos constituyen se proveen de la materia necesaria para reconstruir constantemente nuestros tejidos y de la energía necesaria para ensamblarla. Como sabemos las células sólo trabajan en unas condiciones determinadas de temperatura, pH…y por supuesto con el ambiente celular lo más limpio posible. De todas estas funciones también se encarga la sangre; de todo esto podemos deducir que es necesario que la sangre fluya a través de todos nuestros tejidos llegando a cada una de nuestras células, aportando todos los nutrientes y recogiendo todas las toxinas. La sangre arterial circula fácilmente gracias al impulso del corazón, pero no ocurre lo mismo en la sangre venosa, que cargada con toxinas debe volver al corazón para ser enviada a los riñones y depurarse.

Para el retorno venoso el cuerpo dispone de varios mecanismos: las grandes venas poseen en su interior válvulas que ayudan al ascenso de la columna sanguínea de forma compartimental, la contracción muscular (sobre todo de los gemelos) y las venas siempre van acompañadas de arterias, y al llegar el pulso arterial la expansión de la arteria causa la compresión en las paredes venosas impulsando la sangre hacia arriba de vuelta al corazón.

venas

Cuando alguno de estos mecanismos falla, bien por falta de contracción muscular por ejemplo por llevar una vida sedentaria, por el embarazo, válvulas de mala calidad por genética, obesidad,… la sangre venosa comienza a estancarse en las piernas ocasionando edemas, varices, cansancio, picores, pesadez,… intoxicando el ambiente celular, y nuestras células responden ante este exceso de desechos trabajando mal.

Todos estos síntomas podemos mejorarlos con masaje, en concreto con un masaje de vaciado venoso.

También el masaje actúa regulando al “jefe”, el Sistema Nervioso; estimula la producción de algunos neurotransmisores como las endorfinas que producen un alivio inmediato del dolor; también aumentan los niveles de dopamina que ayuda en aumentar la atención y la coordinación muscular; la carencia de éste neurotransmisor nos provoca una incapacidad para disfrutar y una disminución de los sentimientos positivos. También el masaje estimula la producción de serotonina, encargada del buen humor, y que afecta al sueño e indirectamente al Sistema Inmunitario, elevando las defensas.

El Sistema Nervioso, gracias a una zona llamada hipotálamo controla y regula directamente a las hormonas. Cuando el Sistema Nervioso funciona bien, el Sistema Endocrino que depende directamente de él, también lo hará.

El masaje también regula la producción de la hormona adrenocortitropa (ACTH), responsable del funcionamiento de las glándulas suprarrenales; allí en la corteza de estas glándulas se produce el famoso “cortisol o cortisona” involucrado en el estrés y sus consecuencias a largo plazo. Además en el plano hormonal, ayudamos a mejorar los niveles de insulina producida por el páncreas, regularizando los niveles de glucosa en sangre e influyendo en la liberación del triptófano, aminoácido necesario para la formación de algunos neurotransmisores ya comentados como la serotonina.

También se incrementa la liberación de oxitocina, que además de estimular las contracciones uterinas en el parto, es la encargada de las relaciones afectivas.

hormonas

 

Por nombrar alguna hormona más que estimulamos mediante el masaje, hablaremos de la somatotropina, hormona del crecimiento o GH. Está implicada en la división celular y regeneración de los tejidos, por lo que es indispensable para recuperarnos de alguna alteración como un esguince, además mejora el sueño (recordad que dicen que el sueño es regenerador y es precisamente porque los máximos niveles de GH se alcanzan por la noche, por eso es tan importante descansar y dormir bien cuando estamos enfermos o con alguna alteración); y por si fuera poco esta hormona baja los niveles del cortisol que tanto nos estresa.

Seguro que ya tienes el convencimiento de la importancia de recibir regularmente un masaje, pero aún así existen más pruebas científicas para convencerte de ello.

Mark TarnopolskyUn estudio científico realizado por Mark Tarnopolsky, profesor y jefe de la División Neuromuscular y de Desórdenes Neurometabólicos en el Departamento de Pediatría en la Universidad McMaster, Ontario, Canadá y publicado en Science Translational Medicine, nos demuestra que el masaje activa y desactiva ciertos genes en nuestro organismo.

Tras sufrir un accidente, los masajes formaron parte de la recuperación de este profesor, y se recuperó con tanta efectividad que decidió buscar la explicación celular a su curación.

El estudio se realizó tomando una pequeña muestra de tejido muscular del cuádriceps en personas que habían recibido masaje tras la realización de ejercicio físico y otras en las que no.  Se encontró que tras recibir un masaje se desactivan algunos genes relacionados con la inflamación (NFkB), y se activan otros que ayudan a la recuperación muscular (PGC-1alpha).
Es necesario seguir investigando para encontrar nuevas evidencias científicas de lo que ya sabemos empíricamente: un buen masaje regularmente beneficia nuestra salud, tanto física como emocionalmente.

masaje

Ahora ya sabes un poco más sobre la importancia del masaje, tanto recibirlo como darlo son importantes. Si quieres formarte como un buen quiromasajista, sigue leyendo en este enlace, fórmate con los mejores, fórmate en Quirosoma.

Por Dña. Alicia Cano Marín (bióloga, quiromasajista y docente en Escuela Quirosoma)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad