Blog

¿Piernas cansadas?

Por Dña.Alicia Cano Marín (bióloga, quiromasajista y docente en Escuela Quirosoma)

 

Ya estamos en primavera, y comenzamos a oler a verano!! Por fin unos días de merecidas vacaciones!! Pero, lo que para unos supone una alegría, para otras personas la llegada del calor les supone verdaderos quebraderos de “piernas”.

Como todos sabemos, las altas temperaturas perjudican la circulación venosa en especial en el miembro inferior, y comenzamos a sentir las piernas muy hinchadas, cansadas, con picores e incluso en ocasiones dolor. ¿Qué podemos hacer? Fácil, existen varias formas de mejorar este problema tan habitual, especialmente en las mujeres.

Cuando las válvulas de nuestras venas superficiales se rompen desencadenamos un “efecto dominó”, en donde unas tras otra las válvulas que facilitan el retorno de sangre al corazón comienzan a fallar, la pared venosa adelgaza, la vena se elonga y retuerce, llegando en ocasiones a formar varices.

Esto se traducirá en un edema que podremos apreciar en los tobillos y en la aparición de pequeñas líneas rojo-violáceas conocidas como telangiectasias.

piernas cansadas 3

El problema vascular ha comenzado, y con el paso del tiempo aparecerán las antiestéticas varices, el picor, los calambres y la pesadez de piernas. Por si fuera poco, realmente estos son los menores problemas, ya que la gravedad de padecer varices recae en la posible formación interna de trombos que pueden producir una tromboflebitis o incluso una embolia. Como vemos el problema de varices es realmente grave como para ignorarlo.

Y llegados a este punto ¿qué podemos hacer?; evidentemente la mejor arma es la prevención, de manera que sobre todo las mujeres que debido a nuestros cambios hormonales mensuales, el embarazo, la menopausia, el uso de tacones y la mayor tendencia a acumular grasa debemos recibir al menos cada 15 días o 1 mes un masaje circulatorio con aceite de romero o de ciprés, que ayude a nuestras válvulas a retornar la sangre por la vena cava inferior de vuelta al corazón.

piernas cansadas 4

Además debemos llevar una vida activa y caminar al menos unos 45 minutos al día, así nuestros músculos ayudan a nuestras válvulas al ascenso sanguíneo de vuelta al corazón y elevar las piernas en cuánto nos sea posible. En otros consejos debemos aumentar la cantidad de líquidos que ingerimos, podemos tomar algún diurético como la cola de caballo o la alcachofa que nos ayude a eliminar los líquidos retenidos, disminuir la cantidad de sal en las comidas, alejar las piernas de focos de calor que agravarían el problema circulatorio y tratar de disminuir las toxinas como el tabaco o el alcohol o la ropa ajustada que dificultan la circulación. Siempre que nos sea posible andar por la orilla del mar de manera que el impacto de las olas de forma suave en nuestras doloridas piernas ayude al retorno venoso. También podemos aplicarnos pequeños masajes por la noche, con algún aceite esencial como los ya comentados o el de hiedra, geranio o con alguna crema especial efecto frío para piernas cansadas que con toda seguridad llevará mentol o eucalipto.

Por el ritmo de vida estresante que en muchas ocasiones llevamos, podemos estar indecisos entre recibir un masaje circulatorio en las piernas o uno relajante; bien, pues en estas ocasiones podemos decantarnos por los 2 y no renunciar a ninguno; en estas ocasiones recibiremos un drenaje linfático, y conseguir los 2 ansiados efectos en una sola sesión. El drenaje linfático consiste en maniobras, como caricias muy superficiales, que ayudarán al sistema linfático a drenar todos los líquidos estancados hacia el aparato circulatorio mejorando todos los síntomas de las piernas cansadas y varices. Además para poder drenar las piernas el drenaje debe primero realizarse en el cuerpo para ir poco a poco vaciando la linfa de los conductos desde las zonas más cercanas a términos, situado en el cuello, hasta acercarnos a las piernas. Es decir, durante algo más de una hora acariciarán nuestro cuerpo, consiguiendo un efecto relajante y drenante. ¿Quién puede resistirse?. Esta primavera-verano no dejes que tus piernas cansadas afecten a tu calidad y ritmo de vida.

Si quieres formarte como buen drenajista, sigue leyendo en este link,  o si prefieres formarte como un buen Quiromasajista, sigue leyendo en este linkpiernas cansadas 5

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad