Blog

,

Orígenes de la reflexología podal

Bill FitzGeraldLa reflexología consiste en el método de aplicar masajes a una zona concreta, con la finalidad de que, al estimular ciertos puntos, se logren unas metas curativas beneficiosas para el organismo. En el caso específico de la reflexología-podal, esa técnica se aplica sobre los pies.

En cuanto a los inicios de esta técnica, se puede decir que, ya desde hace más de 5.000 años, se habla de la práctica de la reflexologia-podal como tratamiento para el alivio de diversos malestares. Sin embargo, el primer médico especialista en la materia no aparecería hasta el año 1913: William Fitzgerald. A él se le otorga el privilegio de ser el primero en hablar de la “terapia zonal”. Fitzgerald concluyó que cada parte del cuerpo humano tenía un reflejo en los pies y las manos.

Eunice Ingham era una enfermera que investigó la manera de tratar a los pacientes, a través de los puntos reflejos que los seres humanos tienen localizados en los pies. Según esa técnica de la reflexología podal, los diferentes órganos del cuerpo humano se pueden controlar presionando con los dedos una zona concreta de los pies: por eso, se llama digitopuntura, ya que se usan los dedos como única herramienta de aplicación. Por ejemplo, al incidir sobre el dedo gordo, se controla el cerebro.

Eunice InghamEn general, la digitopuntura actúa sobre el sistema muscular y nervioso del organismo.  Entre las ventajas y usos habituales de este tipo de quiromasaje, destacan: la posibilidad de reducir cuadros de ansiedad, estrés, tensión y nerviosismo. Asimismo, también se pueden controlar los dolores menstruales, cervicales, óseos y de cabeza. Incluso, se pueden tratar los trastornos del sueño…

En definitiva, los orígenes de la reflexología moderna, tal y como se conoce, actualmente, como técnica para aliviar dolores por medio de la presión adecuada en los pies, se deben al doctor William Fitzgerald.

 

Imágenes: www.reflexologyinstitute.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad