Blog

,

Operación bikini exprés

Por Dña. Alicia Cano Marín (quiromasajista, bióloga y docente en Escuela Quirosoma)

 

Ahora que llega el buen tiempo todos nos acordamos de los excesos cometidos durante el invierno. Sacamos vestidos, faldas, bañador, bikini… y nos damos cuenta de esos pequeños hoyitos que asoman por nuestros muslos y glúteos: ¡¡¡ CELULITIS !!!

CELULITIS

En otros artículos os he hablado de ella, qué es, su causa,…

Hoy hablaremos de cómo combatirla de forma eficaz y rápida.

Os recuerdo que la celulitis es una acumulación de grasa que se deposita sobre nuestros vasos linfáticos impidiendo su correcta circulación, provocando un edema.

Para atajar el problema es necesario combatirla desde varios puntos: nutrición, eliminar líquidos y toxinas, y expulsión de las grasas.

Para ello existen numerosas técnicas naturales que nos ayudan a mejorarla, como el drenaje linfático o el masaje anticelulítico, auriculoterapia,… y a lo largo de este artículo nos vamos a centrar en 2 de ellas que están dando estupendos resultados en combinación con el drenaje o el masaje anticelulítico: LA REFLEXOLOGÍA PODAL Y EL VENDAJE NEUROMUSCULAR.

Sólo ahora que es la época de chanclas nos acordamos del cuidado de nuestros pies: que no tengan callosidades ni asperezas, que la piel esté hidratada…cuando en realidad nuestros pies son muy importantes por 2 razones; una la estructural, constituyen los cimientos de nuestro organismo, si pisamos bien todo nuestro cuerpo estará equilibrado, y por otra parte en cada zona de vuestros pies se refleja una zona de vuestro cuerpo incluso a nivel visceral.

La Reflexología Podal es una técnica refleja oriental que trabaja equilibrándonos tanto física como psíquicamente a través de la estimulación de ciertos puntos reflejos en el pie.

 

mapa pies

¡¡¡ Y a todos nos encanta un buen masaje en los pies!!!

Comencemos la sesión; pasamos a realizar un buen masaje anticelulítico sobre la zona a tratar, a poder ser con una buena crema cuyo principalmente componente activo lipolítico sea la cafeína, o bien con aceites esenciales como el geranio, el ciprés o lemon-grass.

Una vez que hemos activado los sistemas de drenaje y excreción, utilizamos la reflexología podal; primero una buena exploración tratando de localizar puntos dolorosos y trabajarlos también; a continuación realizaríamos un drenaje linfático a través del pie, es algo complicado y requiere práctica: abriríamos “términus” y estimularíamos mediante pequeñas fricciones y presiones con el pulgar órganos linfáticos encargados de la eliminación de grasa y toxina como el bazo, el timo,… además también trabajamos sobre otros órganos que ayudan a la expulsión de líquidos y toxinas como la vejiga, riñones, hígado,…

ff11136ae3789658ecb26cd4d4e2052d

Además conviene indicar que en muchas ocasiones la celulitis es causada por la ansiedad,… por lo que no podemos olvidarnos de relajar el sistema nervioso y trabajar sobre puntos relacionados con la ansiedad y el estrés.

Lo habitual es que tras acabar, nuestra clienta tenga ganas de ir al baño a eliminar todos los líquidos que hemos activado. Con el masaje y a través del drenaje del pie, hemos actuado también sobre las grasas, atacando de pleno el problema de la celulitis.

Como completo al tratamiento, vamos a utilizar el vendaje neuromuscular; sí, esas tiras de colores que desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012 están tan de moda. Escogeremos una venda de color azul y aplicaremos sobre la zona trabajada la “técnica del pulpo”. Quiénes me han tenido como profesora saben de lo que hablo y que yo particularmente a esta manera de aplicar el vendaje neuromuscular le tengo mucha fé ¿por qué? Porque simplemente funciona genial. Cortamos la venda y la aplicamos sobre la celulitis, de manera que durante aproximadamente 4 días (que será más o menos el tiempo que tardará en despegarse las tiras), nuestra clienta recibe gracias a la estimulación del vendaje un drenaje de líquidos, que continua eliminando toxinas y líquidos de su organismo, reduciendo la celulitis.

vn2

DSC_1260_rtq.jpg Externa ABC

Ahora ya sólo falta que nuestra clienta cuide su alimentación, beba mucha agua y camine al menos 30 minutos al día a buen ritmo y la celulitis mejorará. ¿Lo probamos?

Como ves, una buena combinación de varias técnicas hacen posible ser un buen profesional, no dudes en formarte y en seguir formándote.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad