Blog

,

Drenaje Linfático Manual y deporte

Comparte!

Hablaremos del Drenaje Linfático Manual, uno de los cursos de nuestra Escuela Quirosoma en Valencia, impartido por nuestra Directora y Fisioterapeuta Maribel Arroyo.

ORIGEN DE LA TÉCNICA

Quizás la técnica Drenaje Linfático Manual, es una de las grandes desconocidas en el mundo de los masajes.  Nació a finales de los años 20 del siglo pasado, de la mano del matrimonio Emil y Estrid Vodder, Fisioterapeuta y Naturópata respectivamente, en un balneario de Cannes (Francia).

Observaron que muchos de sus clientes ingleses presentaban distintas alteraciones de las vías respiratorias altas, tal como sinusitis, faringitis, …al mismo tiempo que presentaban los ganglios en sus cuellos inflamados. Comenzaron a trabajar de forma cuidadosa con manipulaciones suaves sobre los ganglios y observaron que la inflamación comenzaba a disminuir y el estado de salud de sus clientes mejoraba.

Habían desarrollado el Drenaje Linfático Manual, con maniobras lentas y superficiales como los círculos fijos, los bombeos y demás, que ayudan a la circulación linfática por nuestro cuerpo. 

drenaje linfático manual

INDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO

Cuando este líquido linfático se estanca y no fluye por su entramado de vasos, aparece un edema, es decir, la acumulación de líquido linfático en un sitio que no corresponde.

Este es el caso de la famosa celulitis, que hemos comentado en anteriores artículos sobre Drenaje Linfático en el blog de Quirosoma. La celulitis consiste en la acumulación de grasa y consecuente interrupción de la linfa, se aprecia como un aumento de volumen, normalmente en las caderas y muslos, con aspecto granuloso en la piel, la llamada piel de naranja.

orange-peel-273151

Las nuevas tecnologías nos han permitido atacar la celulitis con ultracavitación, LPG, presoterapia… pero el sistema tradicional efectivo contra la celulitis ha sido siempre el drenaje.

También conocemos su aplicación postquirúrgica en las operaciones de cirugía estética. Los cirujanos plásticos recomiendan la inmediata aplicación de drenaje sobre las cicatrices para disminuir la inflamación, y de esta forma pasen lo más desapercibidas posible, con una pigmentación normal y sin sobreelevación.

DRENAJE LINFÁTICO DEPORTIVO

La relación del Drenaje con el deporte es menos conocida, pero no menos importante.

La mayoría, por no decir todas, las lesiones deportivas sufren de una fase inflamatoria donde el drenaje linfático es fundamental. Recordaros, que esta técnica es la única que permite trabajar cuando existe inflamación sin infección.

Ante un esguince de tobillo, una artritis de rodilla, una rotura muscular o una tendinitis en el codo, por nombrar algunas, existirá una fase aguda inflamatoria. Una zona inflamada siempre estará roja, hinchada, caliente y dolorida; esto “no es malo” ya que se trata de un mecanismo de sanación natural de nuestro organismo; pero en ocasiones la inflamación puede perdurar y convertirse en un problema.

lesion rodilla

Imaginemos que tras lanzar a canasta en un partido de baloncesto nos torcemos el tobillo, y el médico diagnostica: esguince de tobillo de 2º grado. En 15 días jugamos una final, por lo que debemos acelerar la correcta recuperación de la articulación; así que manos a la obra.

En las zonas inflamadas existe una acumulación de sangre, de ahí la hinchazón que nos provoca una limitación o bloqueo total en la movilidad del tobillo. Este exceso de líquido en la zona también presiona los nervios del dolor, generando más dolor. En estos momentos aplicar masaje en la zona está totalmente desaconsejado, las presiones y manipulaciones no harían más que incrementar el dolor. Sin embargo, las maniobras de drenaje linfático manual suaves, lentas y superficiales, como los bombeos nos ayudan a reestablecer el drenaje de la zona dañada, disminuyendo la inflamación y mejorando el dolor y la movilidad. Al restaurar los movimientos en la zona, la propia musculatura, nos ayudará a drenar los líquidos acumulados al favorecer el retorno venoso y la circulación linfática. Al poder mover mejor el tobillo lesionado, comenzamos a beneficiarnos de la propiocepción.

Como estamos hablando de Drenaje Linfático Manual aplicado al deporte, la complementación perfecta, es la aplicación de un Vendaje Neuromuscular con la técnica linfática, como los que aprenden nuestros alumnos en la Escuela Quirosoma. De esta forma, potenciamos el drenaje linfático en el tobillo, acortando el tiempo de recuperación. No debemos olvidarnos, que en los primeros días también podemos aplicar un vendaje funcional circular, que al mismo tiempo que facilita la circulación de los líquidos en general, da estabilidad al tobillo, dándole seguridad al paciente al caminar.

Venda elástica adhesiva en piernas con técnica cruzada cross tape

Como ya dijimos, volver a caminar pronto sin dolor es indispensable para evitar la formación de adherencias que nos resten movilidad y nos causen de forma permanente limitación articular.

Así podremos reincorporarnos a los entrenamientos en mucho menos tiempo de los 20 o 30 días que suelen recomendar de “reposo” tras el esguince. Al no haber estado en “reposo”, tampoco encontramos atrofia muscular y las fibras ligamentosas han cicatrizado en la orientación correcta gracias al estímulo que han recibido éstas al caminar.

Como has comprobado el Drenaje Linfático Manual, es una formación imprescindible no sólo para esteticistas, balnearios o spa, sino que es un pilar fundamental en la recuperación deportiva tras sufrir una lesión, acorta el tiempo de recuperación y la recuperación de la zona es al 100%.

Escrito por Dña. Alicia Cano Marín (bióloga, quiromasajista y docente en Escuela Quirosoma).


Comparte!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad