Blog

Conoces el Shiatsu

El shiatsu es un tratamiento manual con más de cien años de historia terapéutica reconocida por el ministerio de sanidad japonés.

El Shiatsu, literalmente “presión con los dedos”, es una Terapia Manual de origen japonés. Su conocimiento lo recibe de dos raíces básicas: una fuente es del antiguo y profundo sistema de la Medicina Tradicional China, mientras que la otra se basa en la rica tradición japonesa en la teoría y práctica del masaje

Os dejamos un articulo muy interesante para que sepáis mas sobre esta técnica:

HOY en día aunque creemos que conocemos bien las terapias alternativas que nos rodean, muchas de ellas siguen siendo grandes desconocidas para nosotros. Nos “suenan”, sí; pero realmente no sabemos cuáles son sus bases y cómo nos pueden ayudar, dando lugar a un miedo sin razón que nos hace rechazarlas en el mismo instante que otra persona nos habla de ellas. Es cierto que cada vez son más las personas que disfrutan de sus beneficios, sintiéndose atraídas por una medicina preventiva, no invasiva y más personalizada que les alivie sus dolencias.

La medicina occidental ofrece muchos remedios para las enfermedades y molestias que afectan a nuestra vida diaria, pero como se dedica casi exclusivamente a la enfermedad, sin atender a la esencia de la salud, caemos en un círculo de insatisfacción hacia nuestras necesidades. Yo invito a todo el mundo a probar distintos tratamientos, distintas opiniones de diferentes terapeutas, siempre que no implique esto dejar todo lo demás. No hay una terapia milagro para un determinado problema, no es buscar un remedio único, una panacea, sino comprometerse en el continuo proceso de aprender a estar más conectado, más lleno de vida.

Podríamos hablar de diferentes tipos de valoración y tratamientos, seguramente casi todos ellos con base en la medicina tradicional china, por ejemplo el Shiatsu.

Shiatsu, traducido literalmente, significa “presión con los dedos”, un método japonés cuyo objetivo es trabajar el cuerpo para favorecer el estado energético del individuo, mejorando así su salud y por consiguiente su calidad de vida. Se trabaja por medio de presiones con las palmas de las manos, los dedos, los codos, las rodillas e incluso con los pies. También se trabaja con estiramientos y rotaciones de diferentes partes del cuerpo, estimulando los distintos canales energéticos, meridianos y puntos Tsubo, puntos de presión donde se puede alcanzar e influir en el Ki.

Estos canales y Tsubos se encuentran en los espacios entre los músculos y otros tejidos del cuerpo. La base de toda diagnosis y tratamiento en el Shiatsu es la comprensión del papel del yin y del yang, y la teoría de los “cinco elementos”. Yin y yang son conceptos del único punto de vista de la medicina tradicional de China y Japón, productos de la observación de la naturaleza y la sociedad.

Los Cinco Elementos se representan simbólicamente como Agua, Fuego, Madera, Metal y Tierra. Existe un texto que describe sus cualidades: “Lo que moja y desciende (Agua) es salado, lo que arde hacia arriba (Fuego) es amargo, lo que puede curvarse y enderezarse (Madera) es agrio, lo que puede moldearse y endurecerse (Metal) es picante, lo que permite sembrar y cosechar (Tierra) es dulce.”

También se asocia los Cinco Elementos con las estaciones, los colores, los sonidos, los sabores, los diferentes climas, las emociones, y muchas otras cosas.

Existen muchos estilos de Shiatsu y cada uno da más importancia a una parte que a otra del tratamiento, como a los “ puntos de acupresión”, los canales de energía. Otros le dan más importancia al sistema de diagnóstico, pero todos están basados en la medicina tradicional china. Caben destacar los estilos de Tokojiro Namikoshi y Shizuto Masunaga, especialmente éste último, que unió a su experiencia en shiatsu sus estudios de psicología occidental y medicina china. Llamó a su técnica Shiatsu Zen, inspirándose en los monjes budistas zen del Japón. Casi todas las sesiones de Shiatsu se hacen en el suelo. Esto es así en parte para sentir su efecto en el cuerpo. La gravedad, la “Fuerza-Tierra”, condiciona toda nuestra experiencia. Luchamos con ella desde que nacemos. Debemos usar, tanto el terapeuta como el paciente, ropa cómoda que deje libertad para los distintos movimientos del tratamiento, pero lo fundamental del Shiatsu, lo verdaderamente importante, es que lo disfrutes, que estés pendiente de cada paso, pero sin prestarle mucha atención al mismo tiempo, que te dejes en manos del terapeuta, te fíes de él y te dejes ayudar para conseguir un buen estado de relajación y salud. El Shiatsu está indicado para todo el mundo que quiera combatir las dolencias comunes, aliviar el estrés y la tensión, fortalecer el sistema inmunológico, aumentar su autoconocimiento y recuperar el bienestar.

FUENTE: saberalternativo.es

AUTORA: Sabela Cea Bao.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad