Blog

Shiatsu y masaje tailandés para tensiones y contraturas musculares

La tensión, repetición y fatiga continuada de los músculos causa gradualmente una acumulación de ácido láctico y gas anhídrido carbónico, lo que desemboca en un endurecimiento de las fibras musculares que pierden el poder de contracción. El flujo de sangre y linfa se ve entonces reducido, y la nutrición capilar deviene insuficiente. Si el endurecimiento continúa, aparece una contractura, si no se corrige, la funcionalidad de los nervios se embota, los órganos internos y el sistema endocrino resultan afectados.

En el tratamiento de Shiatsu (“Presión con los dedos”, terapia japonesa) se trabaja con presiones, relacionando meridianos de la medicina tradicional china así como reacciones y funciones del sistema nervioso.

El trabajo del Masaje Tailandés corporal reduce al mínimo las posibles lesiones de las articulaciones, ligamentos y músculos. Del mismo modo, proporciona bienestar al liberar tensión generada por el estrés y armoniza los aspectos psicofísicos y sutiles del ser humano.

Las presiones estáticas y rítmicas comprimen el tejido blando, mientras que los estiramientos producen flexibilidad máxima del mismo y estimulan la vasta red de terminaciones nerviosas que se encuentran en la zona que se trabaja. Por medio del sistema nervioso central, este estímulo es enviado al cerebro, que responde con impulsos que afectan a otras partes del cuerpo, incluidas funciones orgánicas. Estas son estimuladas o sedadas, según la intensidad y la duración de la presión o el estiramiento, que dependen de la necesidad del paciente.

JOSE LUIS GARCIA

Profesor de la Escuela Quirosoma

22 de Septiembre – 2009