Blog

Osteoporosis y alimentación

Por Dña. Alicia Cano Marín (bióloga, quiromasajista y docente en Escuela Quirosoma)

 

La osteoporosis, es una enfermedad habitual que podemos encontrar en nuestros clientes. Por ello, es muy importante conocer su origen, y su relación con la alimentación, ya que, el desarrollo y mantenimiento de la masa ósea dependen en buena medida de ella. De esta manera, podemos realizar recomendaciones dietéticas a nuestros clientes, para prevenir o intentar frenar su avance.

La enfermedad, consiste en una disminución de la cantidad del mineral que compone el hueso, hidroxiapatito de calcio, formado por fósforo y calcio principalmente, volviendo los huesos más propensos a fracturas y microfracturas, siendo las más frecuentes, las de cadera, cervicales o de muñeca. Además, las proteínas, otros minerales  y vitaminas, son esenciales para su correcta conservación. La cantidad de desmineralización ósea de nuestro paciente, podemos averiguarla gracias a una prueba llamada densitometría ósea, que debe prescribir el facultativo correspondiente.

descarga

La osteoporosis, es un proceso natural que podrá afectarnos a todos y cada uno de nosotros, especialmente a las mujeres; sin embargo, una mala alimentación, alteraciones hormonales en la tiroides u ovarios, no haber tenido hijos, pertenecer a la raza blanca, medicación a base de corticoides o una falta de actividad física, puede acelerar su aparición.

Los lácteos en general, por su alto contenido en calcio, resultan imprescindibles sobretodo, durante la infancia, la adolescencia y el embarazo. Además, está presente en la avena, legumbres y cereales, así como en el pescado, las hortalizas verdes (brécol, coles de Bruselas o espinacas), las almendras y los higos.

healthy-foods

Hasta los 30 años, edad donde empezamos a envejecer, los huesos han ganado en densidad ósea. A continuación decrecen, aunque sigue siendo imprescindible. Por esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos indica una cantidad diaria recomendada (CDR) de vitaminas y minerales, en función de nuestra edad. Para un niño de 10 años se sitúan en 1gr diarios de calcio, 1.5gr para los adolescentes, 1gr en el caso de los adultos y 2gr en el de las mujeres postmenopáusicas.

Sin embargo, unos aportes adecuados de calcio sirven de poco, si no están ligados a un consumo correcto de fósforo, flúor y de vitamina D, indispensables para que este sea absorbido por el organismo. Es necesario tomar alimentos ricos en vitamina D como huevos. Esta vitamina, se ingiere de forma inactiva, y debe ser activada por los rayos ultravioletas al atravesar la piel y concluye su activación en el riñón. Pero de nada vale tomar en abundancia estos alimentos, si no limitamos los “antinutrientes”, que impiden o bloquean su absorción. Estas substancias son el café, los refrescos tipo cola, el tabaco, el alcohol o un excesivo aporte de sal.

La dieta mediterránea basada en un alto consumo de cereales, pescado, aceite de oliva u una menor ingesta de carnes rojas, es una forma efectiva de actuar sobre la osteoporosis. El truco, consiste en conocer y realizar un uso adecuado de los alimentos, siguiendo una dieta sana y equilibrada, utilizando la rueda de los alimentos, para evitar su aparición.

vegetables-1054665olive-oil-968657

Cuando la enfermedad ya se ha declarado, se realizan tratamientos a base de estrógenos, altos aportes de calcio, bien a través de la dieta o mediante suplementos; pero incluso en este caso, es necesario saber cómo y cuándo deben hacerse las tomas. Su absorción se optimiza tomando varias y pequeñas dosis (500mg o menos) a lo largo del día, a poder ser antes de periodos de reposo físico, como por la noche antes de ir a dormir.

Como sabemos, la alimentación es la base de nuestra salud, y un buen conocimiento de ella, puede beneficiar la de nuestros clientes.

El ejercicio, el masaje, hidroterapia, fangoterapia y otras técnicas manuales y orientales son imprescindibles para frenar su avance, por supuesto respetando los límites y contraindicaciones.

Un buen profesional debe saber qué tratamientos complementar y a quién delegar por eso en Quirosoma queremos que te formes adecuadamente. Si deseas formarte en

Dietética y Nutrición (link) tenemos en curso adecuado para tí.