Blog

Modalidades americanas. Un acercamiento al masaje de autor.

El aprendizaje del masaje americano nos aporta un enfoque novedoso en cuanto a la forma de vivenciar el masaje a la vez que nos proporciona las herramientas necesarias   para realizar lo que se denomina un masaje de autor. Además de las técnicas nuevas que incorpora a los recursos del masajista, ofrece un masaje integrativo que tiene en  cuenta tanto los aspectos físicos como emocionales de la persona que recibe el masaje. Los orígenes de esta nueva forma de masaje solo pueden ser entendidos haciendo un recorrido de las corrientes de masaje más importantes en EE UU; desde la creación del  Instituto Esalen como cuna del masaje sensitivo, hasta su posterior evolución en el masaje sueco o swedish massage más cercano un masaje de relajación integrativo, para llegar al masaje profundo o deep tissue y sus técnicas específicas que apuntan a afectar  la optimización de la estructura muscular.

En la cultura americana el masaje forma parte de la rutina de vida y se recibe un masaje porque se reconoce los efectos positivos que tiene a nivel corporal y anímico. Actualmente en nuestro país es la reciente cultura del Spa la que nos acerca a la asociación de la relajación y la atención al cuerpo. Hacer una reserva en un spa equivale a buscar un momento de tranquilidad, son lugares que proponen un encuentro con tu propio cuerpo, donde todo esto asistido por la técnicas y conocimiento del masajista o por los efectos beneficiosos de aguas termales o circuitos de spa. Cada vez es más común la búsqueda de estos espacios para encontrar un refugio y huir del ajetreo y saturación de información al que estamos expuestos en la vida moderna. El masaje sueco con sus movimientos fluidos y armoniosos, como en una coreografía de movimientos, utilizando presiones y vibraciones sobre tu cuerpo te ayudan a encontrar ese espacio diferente y necesario donde el mundo de las sensaciones y la respiración te llevan a ese espacio de escucha interna necesario para retomar el día a día. El masaje profundo ofrece una atención detallada a lesiones y a los patrones limitantes corporales del cliente haciendo que terapeuta y cliente establezcan una relación de confianza y atención personalizada donde el masaje acaba siendo un recurso necesario en el calendario mensual. A la vez que recibes un masaje por el placer de recibirlo podrás trabajar contracturas y liberar adherencias musculares.

El masaje swedish que es un masaje que incluye los movimientos básicos de cualquier masaje clásico llevándolos a otro nivel al incorporar pequeños desplazamientos y proporcionar técnicas que invitan al cliente a acceder a un profundo lugar de relajación. Relaja el sistema nervioso promoviendo el bienestar física y emocional a la vez que aumenta el flujo de oxígeno en la sangre y ayuda a la eliminación de las toxinas acumuladas en los tejidos musculares.

Con el masaje profundo o deep tissue se trabajas a un nivel más profundo mejorando patrones de restricción muscular y postural, disminuye el tiempo de recuperación en caso de espasmos musculares y ayudan a que los tejidos eliminen la acumulación de deshechos metabólicos. Al incorporar pequeños estiramientos pasivos liberarás de  adherencias a ligamentos y tendones manteniéndolos activos. Esta técnica está basada en conocimientos básicos de anatomía y fisiología. Promueve la salud y el bienestar produciendo un efecto directo sobre el sistema muscular, ligamentoso, tendinoso y circulatorio e indirecto sobre el sistema nervioso y glandular.

Como masajista disfrutaras descubriendo las posibilidades de cada cuerpo y adaptando tu conocimientos y técnicas al momento particular cada cliente y su cuerpo. Con el aprendizaje de las modalidades americanas la creatividad y posibilidades en un encuentro de masaje aparecen sorprendiéndote en cada sesión.

Sahro Villarroya

Junio – 2012

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad