Blog

Más energía con la Técnica Metamórfica

Mediante caricias en los pies y la cabeza, esta técnica desbloquea las emociones que merman nuestra capacidad para vivir con alegría y serenidad.

EMOCIONES PRENATALES
Según la técnica metamórfica, la zona refleja de la columna vertebral, ubicada a lo largo de toda la parte interna de ambos pies, puede guardar asimismo memorias del estrés vivido en el período intrauterino, desde la concepción (punta del dedo gordo) hasta el momento del parto (base del talón).
TOMA DE CONTACTO
La sesión de técnica metamórfica empieza en los pies.
Al acariciarlos, se actúa sobre el sistema locomotor, que se extiende hasta la zona pélvica. De esta manera se impulsan los cambios que la persona pueda precisar. Las caricias suelen brindar una sensación placentera; sin embargo, al movilizar la energía, algunas personas pueden experimentar cierta confusión, que puede durar desde unos minutos hasta dos o tras días, el tiempo que precisa cada uno para integrar los cambios internos en su vida cotidiana.
“Mantener reprimidas las emociones supone un gasto inútil y enorme de enErgía, que nos agota.”

LA ENERGÍA DE LA CABEZA
Al igual que en los pies y las manos, en la cabeza est´´a reflejado para la técnica metamórfica todo el período de gestación, desde la preconcepción, en la parte superior, tocando la frente, hasta el nacimiento del bebé (…)”. La energía de la cabeza es de más alta calidad vibratoria, por eso esta zona es más sensible al trabajo metamórfico. (…)”

Extractos textuales del artículo de la revista Cuerpo y Mente nº 254 – mes de Junio 2013

Imagen1-e1275398722507

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad