Blog

La Psico-iridología

La Psico-iridología es una síntesis de las investigaciones realizada por varias escuelas de iridología y otras terapias, que han enfatizado sus investigaciones desde las vertientes psicológicas, emocionales y energéticas, para conocer el origen de los bloqueos del individuo través del estudio del iris y de la pupila.

Hoy, el paradigma del enfoque de la sanación ha cambiado. Hemos de mirar a la persona en su conjunto y hallar las pistas del origen de los problemas de la persona, a veces no consciente por ella misma.

Las investigaciones confirman que no hay nada por casualidad, cada signo, línea impresa en el ojo, en nuestras manos, en nuestros pies, en la piel, todos exhiben un patrón de la totalidad de lo que somos.

Se señala además que: “Los signos que aparecen en el iris y en las deformaciones pupilares reflejaran los desórdenes físicos de la persona, y no tendrían tanto que ver con la dieta mal sana, sino con la constante actividad de la mente, con sus deseos insatisfechos, frustraciones, miedos, etc, que afectan a la digestión y funcionamiento del organismo”.

Observando los signos en el ojo del individuo y conociendo su interpretación, podemos conocer (además de los problemas metabólicos, tipo de terreno biológico y la diatesis o constitución, información clave para orientar el camino hacia la salud), las claves de muchos de sus problemas, el miedo primordial, la influencia recibida de sus padres, su estado de estrés, su nivel de exigencia consigo mismo, su manera de relacionarse con los demás, lo que le preocupa y muchos más.

Datos que resulta de gran ayuda para cualquier profesional que trata con personas para ayudarle a tomar más conciencia de sus puntos débiles  a trabajar y sus puntos fuertes a potenciar, además de aplicar la terapia más conveniente.

Toni Hurtado Robledo

www.iridologia-en-valencia.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad