Blog

La moxibustión

Esta técnica se utiliza con frecuencia en combinación con la acupuntura para estimular con calor los puntos o regiones del cuerpo.

En el idioma chino cuando se refiere a la acupuntura generalmente se utilizan dos caracteres: Zhen y jiu, donde el Zhen es aguja o acupuntura y jiu es moxibustion. Estos caracteres van generalmente unidos por la razón que con mucha frecuencia los dos procedimientos médicos se utilizan juntos, o uno después del otro.

El nombre de esta técnica deriva del termino japonés mogusa. La mogusa es una especie de lana que se obtiene de moler las hojas de una planta conocida como la Artemisa vulgaris. Esta “lana” se utiliza para la elaboración de una especie de puros o pequeños conos que al quemarse producen un calor mas o menos uniforme, no hacen chispas y su combustión es relativamente lenta. A la combustión de la mogusa los occidentales le llamaron moxibustión.

Esta técnica se utiliza con frecuencia en combinación con la acupuntura para estimular con calor los puntos o regiones del cuerpo. Se usa sobretodo en aquellas enfermedades de naturaleza fría, en dolencias por deficiencia y en síndromes que la medicina tradicional china considera que hay estancamiento de sangre o energía. Sus principales funciones son eliminar el frío (en enfermedades producidas por la invasión de la energía patógena frío), tonificar o incrementar yang (la energía yang es caliente, cuando la energía yang disminuye se presenta frío de origen interno), promover la circulación de sangre y energía (cuando a una región con estancamiento de sangre o energía se le aplica calor, este hace que aumente la fuerza de la energía y así pueda superar la barrera y eliminar el estancamiento).

Estas funciones constituyen los aspectos generales de la moxibustión, sin embargo, habitualmente es de gran utilidad en el manejo de muy diversos padecimientos cuando se aplica específicamente sobre ciertos puntos con una técnica determinada.

Existen varios tipos de moxibustión, pero los más frecuentes son:

  1. Moxibustión directa.
  2. Moxibustión indirecta combinada.
  3. Moxibustión indirecta con puro o cigarro de moxa.

1)      La moxibustión directa consiste en la aplicación de un pequeño cono de lana de moxa directamente sobre la piel, encendiendo su extremo libre. El paciente refiere calor bien localizado, que va aumentando gradualmente de intensidad, y una vez que se ha consumido aproximadamente la mitad (según la tolerancia de cada paciente), se retira para, de acuerdo a la situación del enfermo, aplicar uno o varios conos mas. En ocasiones y con toda intención del medico busca producir una leve quemadura de la piel, con el objeto de aumentar el efecto de la moxibustión.

moxi-directa

2)      La moxibustión indirecta es colocar algún producto medicinal entre el cono de moxa y la piel. Se pueden utilizar, por ejemplo, rodajas de jengibre, cebolla o ajo. A veces se preparan una especie de “galletas” que contienen una mezcla de varias plantas medicinales que se seleccionan de acuerdo a la naturaleza de la enfermedad por tratar, y sobre de ellas se quema la moxa.

moxi-indi

3)      La moxibustión con puro o cigarro de moxa consiste en calentar un punto de acupuntura, o una determinada región, en forma indirecta, el puro o cigarrillo hecho con moxa, se acerca aproximadamente a unos 2cm de la piel del paciente (según la tolerancia) y se mantiene fijo o con pequeños movimientos de izquierda a derecha, de arriba abajo o circulares hasta que el paciente refiera calor mas intenso. Se retira brevemente y se repite la operación por espacio de 5 minutos aproximadamente o hasta que la piel se enrojezca ligeramente.

moxi-puro

4)      Aguja calentada con moxa. Esta consiste en la aplicación de conos de moxa montadas sobre agujas de acupuntura previamente insertadas. Una vez encendidos se dejan que se  consuman en su totalidad y se retiran. Esta técnica permite la profundización de calor a un sitio muy puntual. Útil en el tratamiento de enfermedades crónicas especialmente de articulaciones.

moxi-agujas

La utilidad de la moxibustión es tan amplia que se puede decir que es un método terapéutico imprescindible para el acupunturista.

Posterior a la aplicación de la moxibustión, y sobretodo si cae un poco de ceniza, se puede ocasionar una pequeña quemadura, esta quemadura es transitoria, no deja cicatriz alguna. Los cuidados que debe tener el enfermo es que se debe extremar sus medidas de higiene sobre el sitio del punto quemado. Como se ha visto la moxibustion directa hay la que produce una quemadura intencionada y programada sobre determinado punto. Esta situación es muy útil en el tratamiento de algunas enfermedades que se relacionan con el punto frío o la deficiencia, su efecto terapéutico en ocasiones es sorprendente. En caso de que se produzca una leve quemadura es recomendable que el terapeuta informe al enfermo de los cuidados que debe seguir para cuidar adecuadamente la quemadura.