Blog

El uso de Terapias Naturales reduce el dolor casi a la mitad

El uso de terapias naturales reduce a casi la mitad el dolor y el consumo habitual de analgésicos en pacientes en tratamiento de dorsalgia y cervicalgia crónica, según los resultados preliminares presentados hoy de un estudio realizado en el Hospital de Mataró (Barcelona). Los 268 pacientes que han participado en el estudio recibieron tratamiento individualizado combinado con sesiones pautadas, de forma individualizada, de acupuntura y osteopatía durante un periodo de tres meses. Al finalizar el tratamiento, el programa de terapias naturales redujo cerca de un 50% la intensidad del dolor y en casi un 40% el consumo habitual de analgésicos. El dolor pasó de una calificación de 6,15 en una escala de 10 en la primera sesión, a un 3,24 al finalizar el tratamiento, mientras que el consumo de analgésicos se redujo de un 39% a un 22,9% de los pacientes. Sin embargo, seis meses después de finalizar el tratamiento, el estudio ha observado un ligero repunte en los síntomas, pero sin alcanzar los niveles iniciales, un 3,83 en dolor y un 27,7% en el consumo de analgésicos. La coordinadora de la Unidad de Terapias Naturales del Hospital de Mataró, Natàlia Flores, explicó que los 268 pacientes que han participado son en un 84,3% mujeres, con mayor preponderancia del dolor cervical. Flores destacó que, al finalizar el tratamiento de tres meses –una sesión semanal de acupuntura u ostepatía–, se ha constatado una mejora de la capacidad funcional de las personas afectadas del 33% y una mejora del bienestar psicológico del 11%. Antes del inicio del tratamiento, un 67% aseguraba que tenía que reducir sus actividades habituales, a los tres meses era de entre un 4% y 5%, y a los nueves meses, de un 12%. A tenor de los resultados, Flores dijo que la unidad del hospital barcelonés está estudiando cómo evolucionarían los pacientes si, tras el tratamiento de tres meses, siguieran una continuidad, con una o dos sesiones mensuales. La consellera de Salud, Marina Geli, subrayó la voluntad del departamento de financiar estudios clínicos para poner sobre la mesa evidencias científicas y observar los posibles beneficios que podrían tener como complemento a los tratamientos habituales. En este sentido, Geli explicó que el Hospital de Mataró está realizando estudios, cuyos resultados se conocerán en 2009, sobre el uso de terapias naturales en pacientes oncológicos y en personas con dolor osteomuscular ligado a la actividad laboral, así como otro en colaboración con los colegios profesionales. Cataluña lidera el uso de las terapias naturales, según se desprende del primer estudio sobre el uso y los hábitos de consumo, realizado por el Observatorio de Terapias Naturales, que refleja que un 23,6% de la población española ha utilizado alguna vez las terapias naturales, porcentaje que aumenta hasta el 37,05% en la comunidad catalana. Este mayor uso todavía es más evidente en la comparación entre el área metropolitana de Barcelona, con un 41,5%, y la de Madrid, con un 17,8%. El 95,4% de los españoles conocen alguna terapia natural, siendo las más utilizadas el yoga, la acupuntura, el quiromasaje, la reflexología podal y el tai chi. En 2007, un 12,9% de los españoles utilizó terapias naturales, porcentaje que en Cataluña es del 21,9%. El director del Observatorio de las Terapias Naturales, Alfons Vinyals, resaltó que sería importante una “profesionalización” del sector y una regulación “definitiva” para otorgar seguridad y confianza a los usuarios. En este sentido, la directora de la Coordinadora de Usuarios de la Sanidad, Carme Sabaté, aseguró que han enviado una carta al ministro de Sanidad, Bernat Soria, para que tome en consideración la regulación. La consellera Geli afirmó que en Cataluña existe un consenso parlamentario sobre la necesidad de alguna regulación del sector y por ello se aprobó un decreto para ordenarlo, parte del cual se encuentra impugnado en el Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC). Geli dijo que han comenzado las reuniones para “abrir una vía” a una posible regulación dentro del marco del Estado y que este año se producirá una “discusión política y técnica” en este sentido. La consellera remarcó que no se quiere “ninguna confrontación” entre terapeutas y profesionales sanitarios. Asimismo, afirmó que ahora no se plantea que las terapias naturales entren a formar parte del catálogo de prestaciones públicas, porque “se necesita tiempo” para ver que los ensayos clínicos reflejen evidencias sobre si aportan mayores beneficios que los tratamientos convencionales.

Fuente: Europa Press

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad