Blog

El Drenaje Linfatico aplicado a la estética:

 Una de las aplicaciones más conocida del  drenaje es el tratamiento en problemas de celulitis, exceso de grasas, malos hábitos en la alimentación, hacer poco ejercicio, tensión emocional, mala circulación.
Retención de líquidos y problemas  hormonales, son algunas  de las causas que favorecen  la formación de la celulitis. Por tanto, una de las alternativas para prevenir y ayudar  la celulitis sería  el drenaje linfático manual.
El drenaje linfático  es un buen tratamiento para la piel, sobre todo  para el cutis, pues favorece la circulación de la sangre ayudando a que no se formen bolsas y arrugas.
El  acné es uno de los problemas más comunes y extendidos que afecta aproximadamente a un 80% de la población, en edades comprendidas entre los 12 y 25 años.
Existen varias causas que pueden ayudar a la aparición del acné:
Productos de cosméticas que sean grasos y lleven aceites favorecen la aparición del acné
Consumo de algunos medicamentos
Causas hormonales
La alimentación
El drenaje está muy indicado en el acné pues ayuda a combatirlo de manera  eficaz.
Cuando se realiza una cirugía de tipo estética  como una liposucción, abdominoplastia,  lifting, aumento del pecho, etc., el drenaje ayuda  acelerando el tiempo de curación de los tejidos, reabsorbe los  edemas, disminuye la inflamación y el Dolor.
Después del postoperatorio habrá que esperar mínimo entre 24 -48 horas, para empezar las sesiones de drenaje linfático, y a veces dependiendo del tipo de intervención hasta 7 u 8 dias.
Las cicatrices tratadas con drenaje se hacen más blandas y pequeñas. También es efectivo en el tratamiento de queloides.
Fuente: saludterapia.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad