Blog

“La enfermedad es la desconexión entre el alma y la personalidad”

Luis Jiménez, titulado superior en Naturopatía por el Real Centro Universitario Escorial María Cristina, dictó cátedra sobre Terapia Floral Evolutiva. Invitado por la Asociación Gremial de Terapeutas Florales de Chile, viene por tercera vez el país para finalizar un diplomado sobre este modelo evolutivo.

Revista Somos entrevistó a Jiménez, quien afirmó que “cuando la persona expresa lo que es, la enfermedad ya no tiene sentido y desaparece”.

– ¿En que consiste la terapia floral evolutiva?

  • Edward Bach creó un modelo sistémico y fractal, en el cual los 38 remedios florales son símbolos de campos de información arquetípica que van a fomentar en el ser humano una tendencia hacia una dirección u otra en función de una limitación o una virtud a desarrollar.

Si aplicamos los remedios florales como si fueran medicamentos, estamos restándole su verdadero valor evolutivo y trascendente a la terapia floral, la que está basada en el principio de la existencia, en el desarrollo de la conciencia y en la hegemonía del alma como la verdadera naturaleza del ser humano.

Esta terapia recupera de la tradición, de la alquimia, de la gnosis y de la cábala una serie de planteamientos que Bach utiliza en sus transmisiones y que está patente en sus escritos, pero que hasta ahora no se había tenido muy en cuenta. Él plantea que la enfermedad es sinónimo de ignorancia, y por ello fomenta el desarrollo de la conciencia como vía para erradicarla.

“Los órganos se afectan porque la persona no es fiel a sí misma” (Luis Jiménez)

– ¿Qué encontraremos en la terapia floral evolutiva?

  • Los terapeutas florales no damos remedios para eliminar síntomas o arreglar cuadros sintomáticos en el cuerpo, sino para que la persona sea fiel a sí misma. Las personas se enferman porque no son congruentes, porque no expresan lo que son ni sus talentos, ya sea por miedo o vergüenza, por el chantaje emocional de otra persona, por timidez o por cualquier causa. Desde nuestro modelo, los síntomas son indicativos de que uno no está expresándose como es.

El terapeuta que aplica un modelo holístico pone a la persona sobre la pista para que descubra quién es y pueda vivir de acuerdo a ello. Cuando alguien vive de acuerdo a su naturaleza, lo primero que aparece es la alegría, que es la sensación de estar presente en la vida. A partir de ahí, empezará a desarrollar lo que necesita como alma, no como sujeto vinculado a una sociedad que le exige que haga cosas que no siente. Se puede vivir de manera diferente cuando se empieza a tomar conciencia de la propia necesidad. Nos han vendido la historia que tenemos que alcanzar la felicidad como consecuencia de obtener logros, pero también, si no los alcanzo, viene la decepción futura. Cuando la persona expresa lo que es, la enfermedad ya no tiene sentido y desaparece.

– En estos tiempos, ¿cuán complejo resulta ser fiel a uno mismo?

  • Es una tarea de toda la vida. Sin embargo, el estado emocional que ha traído a una persona a la consulta es la puerta para entrar a otra dimensión de conocimiento de sí misma y, poco a poco, empieza a hacerse consciente del sentido de la vida y a vivir de acuerdo a eso. Entonces entra en otra cosmovisión, en otro paradigma, donde ya no se trata de querer o tener, sino de Ser. Ahora si uno quiere ser lo que no es y se empeña toda la vida en eso, va a ser un desgraciado y además se va a enfermar.

Luis Jiménez, experto en Terapia Floral Evolutiva: “La medicina oficial tiene 200 años y no cura; por el contrario, genera enfermos crónicos, porque detrás suyo existe una industria farmacéutica que necesita mantener a la gente en esa condición” (Fotografìa: Ricardo Aliaga Bascopé)

El legado del Dr. Bach

– ¿Falta mucho por conocer y, por ende, de aplicar del legado del Dr. Edward Bach?

  • Efectivamente. Bach era un gran iniciado, fue maestro en una logia masónica durante varios años y tuvo un conocimiento directo de la tradición occidental. Estudió cábala, astrología y el pensamiento gnóstico porque en la masonería de aquella época todo esto era algo natural y formaba parte del aleccionamiento del aprendiz, del compañero, hasta llegar a maestro. Él tenía un conocimiento que luego aplicó al ámbito de la salud porque buscaba cambiar la medicina, no hacer una terapia alternativa. Bach quería introducir en la medicina de la época una visión trascendente relacionada con otros principios, con otro paradigma, como el que desarrolló Paracelso en su momento y otros grandes como Hipócrates y que Bach nombra en su obra.

Edward Bach relaciona las tres fuerzas -el Sulphur, el Mercurius y la Sal-, los Cuatro elementos y las 12 tipologías de la personalidad como los 19 primeros remedios que están entroncados en la tradición hermética. Cuando vemos los cuatro elementos como Gorse, Oak, Heather y Rock Water, la dimensión de esos remedios elaborados para la desesperanza, el agotamiento, la ansiedad o la rigidez se transforma en algo completamente diferente y tiene una aplicación desde el punto de vista sistémico, arquetípico, como una fuerza realmente trascendente.

La terapia floral se ha explicado desde un modelo que no corresponde a su paradigma, el que en su origen es alquímico y obedece a una cosmovisión completamente diferente. Entonces, si las personas que han hablado de terapia floral han tenido una visión ligada a la cultura social de la época de Descartes para acá, no han podido tener en cuenta la verdadera dimensión de las palabras de Bach.

 

Cuando Bach dice que la enfermedad es la desconexión entre el alma y la personalidad, se deben explicar estos conceptos. La personalidad de Bach no es una personalidad psicológica en el sentido convencional, sino que es similar a la que determina Jung en su obra, desde una perspectiva psíquica. Una naturaleza evolutiva, en que el ser humano es mucho más que la apariencia de un tipo que se comporta de una manera limitante en la expresión cotidiana. Si se lee la obra de Bach desde la presentación médica o desde la psiquiátrica o psicológica se está haciendo desde un paradigma que no le corresponde.

– ¿A qué responde el “boom” actual por las terapias naturales?

  • Durante mucho tiempo el ser humano se ha ido alejando de su verdadera dimensión espiritual y se ha industrializado. Las terapias naturales recuperan esa parte del ser humano que se ha perdido. En este momento existe un clamor popular a nivel mundial por encontrar un modelo que fomente el sentido de la existencia y ayude a vivir en armonía con el alma, porque la gente está cansada de que le traten el cuerpo, la mente y la emoción desde un punto de vista sintomático.

No se trata de una crisis de las terapias naturales o de la medicina, sino que se da en el contexto de una crisis global en materia económica, social y ambiental. Estamos ante un modelo caduco que no nutre al ser humano, el que ha dejado de existir como tal para convertirse en un número que rinde o consume para seguir manteniendo un sistema que lo está devorando.

Las terapias naturales son la consecuencia de un resurgir de algo ancestral desde una perspectiva donde el ser humano se ve como un ente holístico, que no está separado del alma o del espíritu.

– ¿Hay un despertar, una toma de conciencia del ser humano?

  • Hay una madurez en el ser humano que empieza a tomar partido y a manifestarse abiertamente sobre su necesidad de direccionalidad en la vida. Los grandes padres y madres sociales han decidido qué era lo mejor para el ciudadano, y éste ha alcanzado ya la conciencia de cuestionar al poder si es un ente separado de él. A partir de ahí se plantea ¿por qué no puedo decidir sobre mi salud?, ¿por qué tiene que haber alguien que me diga cuál es la única vía?

En este aspecto, ha sido importante la libertad de información fuera del marco ligado al poder, donde internet ha jugado un rol clave, aunque ahora intentan censurarlo porque representa la vía de comunicación más pluralista. Toda la información que requiero para mantener una vida saludable desde un paradigma diferente está a mi alcance.

Si deseas adquirir más conocimientos, sigue leyendo aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al enviar este comentario aceptas nuestra política de privacidad